Esquemas de Seguridad Informática

Procedimientos y Planes de Contingencia Planes de Atención de Emergencias

El desarrollo de los planes de atención de emergencia constituye una parte esencial de cualquier programa de control de desastres en un sistema, ya que proporciona una herramienta de apoyo a la toma de decisiones para atender las emergencias, en conjugación con los planes de otros sistemas externos.

Los planes de atención de emergencia tienen que contemplar una serie de actividades previstas a realizarse para resolver las diversas situaciones de emergencia que se presentan en un sistema como resultado de los impactos de una calamidad. A continuación se presenta la concreción y adaptación de planeación para la atención de emergencias.

Se distinguen cuatro etapas:


  • Diagnóstico: plantea los problemas actuales y futuros.
  • Prescripción: busca y selecciona una de las soluciones.
  • Instrumentación: transforma la solución en actividades o programas que garantizan su logro.
  • Control: pone en práctica los programas y evalúa sus resultados, a fin de realizar ajustes y adaptaciones que mejoren la ejecución de las acciones.

La elaboración de los planes de atención de emergencias no debe pretender dar como resultado un producto terminado, ya que esto conduciría a un enorme gasto de tiempo y esfuerzo, para lograr finalmente un plan que de todas maneras no sería perfecto. Por lo tanto, para la adaptación del esquema general de planeación, se tiene como propósito buscar un plan preliminar, una primera aproximación, susceptible de ser mejorado y adaptado fácilmente de acuerdo con las nuevas experiencias y/o las condiciones del sistema y su entorno.

La adaptación del esquema general del proceso de planeación se realiza de la siguiente manera:

  1. La etapa del diagnóstico se interpreta como la identificación de las posibles situaciones de emergencia, que se presentan en un sistema ante la ocurrencia de una calamidad. La identificación de estas situaciones debe incluir su descripción y la determinación de los límites mínimo y máximo de la gravedad de la emergencia.

  2. La etapa de prescripción se interpreta como la especificación de alternativas de solución a las soluciones de emergencia, las que, de acuerdo con los estudios desarrollados, deben estar orientadas a brindar el apoyo a la realización de la atención de emergencia, así como a impedir la extensión del daño.

  3. La etapa de instrumentación se interpreta con la trasformación de las soluciones para cada una de las determinadas situaciones de emergencia en un conjunto de elementos específicos que constituyen un programa. Estos elementos deben normar los criterios del personal responsable de decidir la selección de acciones imprevistas, así como el establecimiento del conjunto de alternativas de acción del decisor y las acciones de los organismos involucrados.

  1. Finalmente, la etapa del control se interpreta como la estimación de la eficiencia y adaptación del plan, a través del conocimiento de los resultados de su ejecución, con el fin de corregirlo sistemáticamente de acuerdo con las condiciones cambiantes internas y del entorno.

Una vez establecidas las posibles situaciones y fijados los límites de la gravedad de las emergencias, se debe plantear los objetivos y metas d la atención de emergencias.

Estos objetivos y metas constituyen la base normativa de los criterios que deben utilizarse al aplicar el plan, ya que es posible que durante su ejecución surjan alternativas o necesidades no previstas.