Escudo FI UNAM Escudo UNAM

Políticas de Seguridad en Cómputo de la Facultad de Ingeniería (PSC-FI)

Códigos de Ética


Ética informática

La ética se define como: “principios directivos que orientan a las personas en cuanto a la concepción de la vida, el hombre, los juicios, los hechos, y la moral.”(1)

Es conveniente diferenciar la ética de la moral, la ética es una disciplina filosófica, la cual tiene como objeto de estudio la moral, esto es opuesto a decir que la ética crea la moral, solamente reflexiona sobre ella.

“La moral se refiere a la conducta del hombre que obedece a unos criterios valorativos acerca del bien y el mal, mientras que la ética reflexiona acerca de tales criterios, así como de todo lo referente a la moralidad.”(2)

“Otro concepto importante es el de valor, éste no lo poseen los objetos por sí mismo, sino que éstos lo adquieren gracias a su relación con el hombre como ser social.”(3)


Definiciones de la Ética Informática.

La Ética de la Informática (EI) es una nueva disciplina que pretende abrirse campo dentro de las éticas aplicadas. El origen remoto de la EI está en la introducción masiva de las computadoras en muchos ámbitos de nuestra vida social. Muchas profesiones reivindican para sí una ética particular con la cual pueden regirse ante los problemas morales específicos de esa profesión o actividad ocupacional.

La existencia de la EI tiene como punto de partida el hecho de que las computadoras suponen unos problemas éticos particulares y por tanto distintos a otras tecnologías. En la profesión informática se quiere pasar de la simple aplicación de criterios éticos generales a la elaboración de una ética propia de la profesión. Los códigos éticos de asociaciones profesionales y de empresas de informática van en esta dirección.

La definición más restrictiva de la EI es considerarla como la disciplina que analiza problemas éticos que son creados por la tecnología de las computadoras o también los que son transformados o agravados por la misma, es decir, por las personas que utilizan los avances de las tecnologías de la información. Algunos de los autores se plantean si la cambiante sofisticación tecnológica plantea nuevos dilemas éticos o si las cuestiones éticas permanecen constantes.

Otras definiciones de la ética informática son mucho más amplias. No se reducen a un nuevo campo de ética aplicada sino que, por ejemplo, en el libro de James Moor , la ética informática es el análisis de la naturaleza y el impacto social de la tecnología informática y la correspondiente formulación y justificación de políticas para un uso ético de dicha tecnología.

La ética informática estaría relacionada con los problemas conceptuales y los vacíos en las regulaciones que ha ocasionado la tecnología de la información.

El problema es que hay una falta de reglamentación en cómo utilizar estas nuevas tecnologías que posibilitan nuevas actividades para las cuales no hay o no se perciben con claridad o nitidez principios de actuación.

Las personas con responsabilidades en el área de diseño o gestión de sistemas de información cada vez han de tomar más decisiones sobre problemas que no se resuelven con lo legal y lo cuasi-legal (reglamentos, manuales de procedimiento de las empresas, etc.) sino que rozan lo ético mismo.

La tarea de la ética informática es aportar guías de actuación cuando la reglamentación es inexistente o cuando la existente es obsoleta. Al vacío de políticas se añade generalmente un problema de vacío conceptual. Por ello la EI también ha de analizar y proponer una marco conceptual que sea adecuado para entender los dilemas éticos que ocasiona la informática.

Otra definición más general viene de Terrel Bynum, que basándose en Moor,(4) define la EI como la disciplina que identifica y analiza los impactos de las tecnologías de la información en los valores humanos y sociales. Estos valores afectados son la salud, la riqueza, el trabajo, la libertad, la democracia, el conocimiento, la privacidad, la seguridad o la autorrealización personal.

En este concepto de EI se quieren incluir términos, teorías y métodos de disciplinas como la ética aplicada, la sociología de las computadoras, la evaluación social de las tecnologías o el derecho informático.

(1) Garza de Flores, Ética, 1993 Ed. Alhambra Mexicana.

(2) Lozano V, Rodríguez, Ética, Ed. Alhambra Mexicana, 1986

(3) Dr. Emma Godoy, ¿Qué son y para qué sirven los valores?

(4) MOOR, James H., "What is Computer Ethics? Metaphilosophy, Vol. 16, No. 4, October 1985, pp. 265-275.

Volver al Índice

Códigos deontológicos en informática

La Deontología (del griego Deón (deber) y Logos (razonamiento o ciencia): Ciencia del Deber), es la disciplina que trata lo concerniente a los deberes que corresponden a ciertas situaciones personales y sociales.

Originada en las profesiones intelectuales de antiguo origen histórico (Derecho, Medicina) la Deontología, en particular, denota el conjunto de reglas y principios que rigen determinadas conductas de los profesionales, ejercidas o vinculadas, de cualquier manera, al ejercicio de la profesión y a la pertenencia al respectivo grupo profesional.

Las asociaciones de profesionales de informática y algunas empresas relacionadas con la informática han desarrollado códigos de conducta profesional. Estos códigos tienen distintas funciones:


  • Existan normas éticas para una profesión, esto quiere decir que un profesional, en este caso un técnico, es responsable de los aspectos técnicos del producto, como también de las consecuencias económicas, sociológicas y culturales del mismo.

  • Sirven como un instrumento flexible, como suplemento a las medidas legales y políticas, ya que éstas en general van muy lentas comparadas con la velocidad del desarrollo de las tecnologías de la información. Los códigos hacen de la ley su suplemento y sirven de ayuda a los cuerpos legislativos, administrativos y judiciales.

  • Sirven como concientización pública, ya que crear unas normas así, hace al público consciente de los problemas y estimula un debate para designar responsabilidades.

  • Estas normas tienen una función sociológica, ya que dan una identidad a los informáticos como grupo que piensa de una determinada manera; es símbolo de sus estatus profesional y parte de su definición como profesionales.

  • Estas normas sirven también como fuente de evaluación pública de una profesión y son una llamada a la responsabilidad que permiten que la sociedad sepa qué pasa en esa profesión; aumenta la reputación del profesional y la confianza del público.

  • En las organizaciones internacionales estas normas permiten armonizar legislaciones o criterios divergentes existentes (o ausentes, en su caso) en los países individuales.


Los códigos son un paso en la concientización de las sociedades y organizaciones que quieren mejorar situaciones en las que los impactos sociales del desarrollo tecnológico son poco percibidos. Éstos tienen que evitar duplicar lo que ya existe en la ley.

La ley trata de la legalidad de las prácticas sociales, es normativa por definición y se impone con sanciones. Los códigos, en cambio, tratan del comportamiento según principios éticos, su normatividad es mostrar una declaración de intenciones sobre la "misión" de una institución y la coerción real con que se imponen es pequeña, aunque en algunos casos se incluyen expulsiones de la asociación en cuestión.

La ley es el acercamiento de más poder normativo y asigna con claridad los derechos, responsabilidades y deberes de cada uno.

Un código de ética se suma a un cambio de actitud por parte de la sociedad, respetando el accionar de la misma.

Volver al Índice

Situación actual de la ética de la informática

La literatura existente es más sociológica que ética; es menos prescriptiva o normativa que descriptiva. En general evaden o son carentes de principios de actuación o respuestas a las preguntas "debe" (qué debería hacer yo como persona, qué debería hacer yo y los míos como organización, qué normas sociales se deberían promover, qué leyes se deberían tener...).

El objetivo de la ética informática busca más que proponer un análisis sobre "sociología de la informática" o sobre la evaluación social de las tecnologías (technology assessment), busca ir más allá en el sentido de proporcionar medios racionales para tomar decisiones en temas en los que hay en juego valores humanos y dilemas éticos.

Volver al Índice

Códigos de ética

En México, existen algunos códigos de ética sobre todo en el ámbito periodístico, en el derecho y la medicina. Sin embargo, hay instituciones educativas y empresas que se preocupan por tener un código de ética; en cuanto a seguridad informática son muy pocos, es por eso que se propone una código de ética para la Facultad de Ingeniería.

Algunos de los códigos de ética que hacen referencia a la seguridad informática o a la informática, son los siguientes:


  • Código de Ética del Ingeniero Mexicano (UMAI)


  • Código de Ética de la IEEE


  • American Society for Industrial Security (ASIS)


  • Código de Ética de la Asociación Mexicana de la Industria Publicitaria y Comercial en Internet, A. C. (AMIPCI)




Se anexa el código de ética universitario, como una muestra de que la UNAM se preocupa porque la gente que labora en ella esté comprometida a realizar su trabajo apegado a los principios establecidos en este código de ética.

Para el personal involucrado en los áreas de sistemas informáticos seguirán el CÓDIGO DE ÉTICA UNIVERSITARIO y el CÓDIGO DE ÉTICA PARA LA FACULTAD DE INGENIERÍA EN EL ÁMBITO INFORMÁTICO.

Volver al Índice

Código de ética universitario

A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA


Considerando que la Universidad Nacional Autónoma de México, como organismo descentralizado del estado, está comprometida con una responsabilidad moral y ética en el sentido de actuar de acuerdo con normas y principios que rijan la conducta del buen vivir de su comunidad.

Que esa responsabilidad ética obliga a una continua evaluación del comportamiento social y público de sus funcionarios y empleados, a fin de garantizar en todo momento el respeto al derecho y la observancia de su Normatividad evitando con ello faltas a las normas éticas que pongan en riesgo la estabilidad de la institución.

Que para fortalecer la confianza de la comunidad universitaria, así como la del pueblo de México, es preciso adoptar medidas tendientes a reforzar la grandeza de la institución, haciéndolos sentir parte importante de la misma, además de propiciar que sus labores eviten vulnerar los principios de una ética institucional.

Se emite el presente Código de Ética para los funcionarios y empleados universitarios cuya implementación, es de trascendental importancia para esta Universidad.


Volver al Índice

Alcance y objetivo del código


Reglamentar la conducta de los funcionarios y empleados universitarios y, en general, a toda persona que desempeñe un empleo, cargo o comisión de cualquier naturaleza en la administración universitaria.


Volver al Índice

Principios fundamentales

I. Todo funcionario y empleado universitario considerará un deber desempeñar su trabajo en apego a este Código de Ética.

II. Todo funcionario y empleado universitario, para apoyar y promover el honor y la dignidad de la institución con las normas más elevadas de la ética deberá:


  1. Interesarse en el bienestar común y aplicar sus conocimientos profesionales para beneficio de la institución así como de sus integrantes.



  2. Desarrollar sus deberes con honestidad e imparcialidad y servir con dedicación a sus superiores, sus empleados y a la comunidad universitaria general.



  3. Reconocer que la trayectoria universitaria es el origen de una disponibilidad económica que debe permitir vivir con decoro, procurando asegurar para los suyos los recursos materiales y los elementos morales que le sean indispensables para su progreso y bienestar.



  4. Esforzarse por aumentar la competencia y prestigio de los trabajadores y empleados universitarios en todas sus actividades.





Volver al Índice

Postulados

  1. Responsabilidad hacia la sociedad en general



  2. Bien común: Asumo un compromiso irrenunciable con el bien común, entendiendo que la Universidad es patrimonio de la Nación, que sólo se justifica y legitima cuando se procura ese bien común, por encima de los intereses particulares.

    Imparcialidad: Actuaré siempre en forma imparcial, sin conceder preferencias o privilegios indebidos a persona alguna.

    Vocación de Servicio: Entiendo y acepto que trabajar para esta Universidad constituye al mismo tiempo el privilegio y el compromiso de servir a la sociedad, porque es ella quien contribuye a pagar mi salario.

    Liderazgo: Promoveré y apoyaré estos compromisos con mi ejemplo personal, abonando a los principios morales que son base y sustento de una sociedad exitosa en institución ordenada y generosa.

    Dignidad con la sociedad: Respetaré en el debate y en la toma de decisiones, la dignidad de las personas, siendo justo, veraz y preciso en mis apreciaciones, reconociendo la legítima diversidad de opiniones.

  3. Responsabilidad hacia la comunidad universitaria



  4. Honradez: Nunca usaré mi cargo para ganancia personal, ni aceptaré prestación o compensación alguna a mis remuneraciones a las que tengo derecho, de ninguna persona u organización que me pueda llevar a actuar con falta de ética mis responsabilidades y obligaciones.

    Justicia: Ceñiré mis actos a la estricta observancia de la Normatividad Universitaria, impulsando una cultura de procuración efectiva de justicia y de respeto a la Institución.

    Transparencia: Acepto demostrar en todo tiempo y con claridad suficiente, que mis acciones como funcionario y empleado universitario se realizan con estricto y permanente apego a las normas y principios de la Institución, fomentando su manejo responsable y eliminando su indebida discrecionalidad.

    Rendición de cuentas: Proveeré la eficacia y la calidad en la gestión de la administración universitaria, contribuyendo a su mejora continua y a su modernización, teniendo como principios fundamentales la optimización de sus recursos y la rendición de cuentas.

    Respeto: Respetaré sin excepción alguna la dignidad de la persona humana y los derechos y libertades que le son inherentes, siempre con trato amable y tolerancia para toda la comunidad universitaria.

    Lealtad: Afirmo que todos mis actos se guían e inspiran por exaltar a la institución y a sus símbolos; así como el respeto a su Ley Orgánica y demás Normatividad que de ella emana y por la más firme creencia en la dignidad de la persona humana.

    Responsabilidad: Acepto estar preparado para responder de todos mis actos de manera que la comunidad universitaria y la gente con que trato en particular, aumenten permanentemente su confianza en mí y en nuestra capacidad de servirles.

    Competencia: Reconozco mi deber de ser competente, es decir, tener y demostrar los conocimientos y actitudes requeridos para el ejercicio eficiente de las funciones que desempeño, y actualizarlos permanentemente para aplicarlos al máximo de mi inteligencia y de mis esfuerzo.

    Efectividad y Eficiencia: Comprometo la aplicación de mis conocimientos y experiencias de la mejor manera posible, para lograr que los fines y propósitos de la Universidad se cumplan con óptima calidad y en forma oportuna.

    Manejo de recursos: todos los recursos propiedad de la Universidad sin importar su origen, los aplicaré únicamente para la consecución de los objetivos institucionales.

    Calidad del personal: Contrataré para los cargos de mi dependencia, sólo a quienes reúnan el perfil para desempeñarse con rectitud, aptitud y la actitud necesarios.

  5. Responsabilidad hacia los compañeros de trabajo



  6. Valor civil: Reconozco mi compromiso de ser solidario con mis compañeros y conciudadanos; pero admito mi deber de denunciar y evitar hacerme cómplice de todo aquel que contravenga los principios éticos y morales contenidos en este instrumento.

    Igualdad: Haré regla invariable de mis actos y decisiones el procurar igualdad de oportunidades para todos los universitarios, sin distingo de sexo, edad, raza, credo, religión o preferencia política.

    Probidad: Declaro que todos los recursos y fondos, documentos, bienes y cualquier otro material confiado a mi manejo o custodia debo tratarlos con absoluta probidad para conseguir el beneficio colectivo.

    Diálogo: Privilegiaré el diálogo y la concertación en la resolución de conflictos.

Volver al Índice

Código de ética para la facultad de ingeniería en el ámbito de la seguridad informática

  1. Aplicación del código



  2. El presente código de ética establece algunos puntos que regularán la conducta y el desempeño profesional de las personas encargadas de la seguridad informática de la Facultad de Ingeniería, las cuales desempeñan diferentes actividades como son administradores, monitores, auditores, analistas, desarrolladores, y demás expertos con conocimientos en la rama independientemente del puesto que ocupen.


  3. Actitud profesional



  4. La excelencia técnica y ética del personal se vuelve indispensable para todos los profesionales de esta área, por lo que es necesario que ellos promuevan la difusión y práctica de los principios expresados en este código.

    El personal encargado de la seguridad informática tienen la obligación de regir su conducta de acuerdo con las reglas contenidas en este código, las cuales deben considerarse mínimas pues se reconoce la existencia de otras normas de carácter legal y moral que amplían el de las presentes.

    Este código rige la conducta de todo el personal encargado de la seguridad informática, en sus relaciones con el público en general, con quien presta sus servicios (usuarios) y con sus compañeros de trabajo.

    El personal encargado de la seguridad informática debe abstenerse de hacer comentarios sobre sus compañeros de trabajo o usuarios, que perjudiquen su reputación o el prestigio de su profesión, a menos que se soliciten por quién tenga un interés legítimo de ellos.


  5. Actitud personal



  6. El personal encargado de la seguridad informática así como las personas que trabajan en el área de sistemas deben respeto a toda persona y su comportamiento tanto en lo personal como en lo social, debe atender a la práctica de buenas costumbres y seguir un objetivo útil. De la misma forma deben cumplir los compromisos adquiridos por convicción propia.

    Los encargados de la seguridad informática deben de respetar y hacer respetar su tiempo y el de los demás, predicar con el ejemplo, poseer espíritu de servicio, habilidad para comunicarse con los demás, actuar con cuidando y de manera responsable para conservar la integridad física, emocional y económica de las personas.


  7. Calidad profesional en el trabajo



  8. El personal encargado de la seguridad informática, deben realizar un trabajo de calidad en cualquier servicio que ofrezcan.


  9. Preparación y calidad profesional



  10. Por ser la información un recurso difícil de manejar, se requiere de personal responsable que defina estrategias para su generación, administración y difusión; por toda persona ajena o carente de conocimiento respecto a la informática, computación o sistemas computacionales, que sea falto de experiencia y capacidad necesaria para realizar éstas actividades de manera satisfactoria y profesional, por ningún motivo podrá llevar a cabo dicha actividad.

    El personal encargado de la seguridad informática, es responsable de su propia actualización y capacitación profesional con la finalidad de que ésta sea de crecimiento permanente.


  11. Práctica de la profesión



  12. El personal encargado de la seguridad informática deben analizar cuidadosamente las verdaderas necesidades que puedan tenerse de sus servicios para proponer aquellas que más convengan dependiendo de las circunstancias.




Volver al Índice

Responsabilidad hacia la profesión



  1. Respeto a sus compañeros de trabajo y a su profesión



  2. Todo el personal cuidará las relaciones que sostiene con sus compañeros de trabajo y colegas, buscando mejorar el ambiente de trabajo y fomentar el trabajo en equipo.

    También deberán basar su reputación en la honestidad, honradez, lealtad, respeto, laboriosidad y capacidad profesional, observando las reglas de ética más elevadas en sus actos y evitando toda publicidad con fines de lucro o auto elogio.

    Buscarán la manera de hacer cumplir, respetar, fomentar y adoptar los códigos de ética, contenidos en este documento.


  3. Difusión y enseñanza de conocimientos



  4. Los administradores, encargados, responsables y demás personal deben mantener altas normas profesionales y de conducta, especialmente al transmitir sus conocimientos, logrando contribuir al desarrollo y difusión de los conocimientos de su profesión.


  5. Especialización profesional de los Administradores del Sistema



  6. Los administradores, encargados, y responsables deben tener una orientación hacia cierta rama de la informática, computación o sistemas computacionales, debiéndose mantener a la vanguardia en el área de conocimiento de su interés.


  7. Competencia profesional



  8. Es responsabilidad de los administradores, responsables y demás personal mantener actualizados todos los conocimientos inherentes a las áreas de su profesión así como participar en la difusión de estos conocimientos a otros miembros de la profesión.

    Es responsabilidad del personal informarse permanentemente sobre los avances de la informática, la computación y los sistemas computacionales.


  9. Evaluación de capacidades



  10. Los administradores, responsables y las personas que laboran en sistemas dentro de la Institución deben autoevaluarse periódicamente con la finalidad de determinar si cuentan con los conocimientos suficientes para ofrecer un trabajo de calidad, de la misma forma en caso de tener personas a su cargo deberán asegurarse de que sean evaluados sus conocimientos periódicamente.


  11. Personal a sus servicios



  12. Los administradores de los sistemas y las personas encargadas del desarrollo de sistemas en la Institución deben realizar una supervisión del desempeño de las personas que colaboran con ellos en el desarrollo de sistemas.


  13. Práctica docente



  14. Los administradores, instructores y las personas que pertenecen a Institución que den clases en la Facultad de Ingeniería o que den cursos deben cumplir con su responsabilidad en asistencia y puntualidad en el salón de clases.


Volver al Índice

Evaluación a los alumnos



Los administradores, o instructores y las personas que pertenecen a Institución que den clases en la Facultad de Ingeniería o que den cursos deben comunicar los procedimientos de evaluación durante el tiempo que dure la enseñanza, de esta misma forma deben llevar a cabo las evaluaciones en las fechas determinadas y entregar los resultados en un tiempo adecuado, así como también hacer una revisión total del examen y aclarar todas las dudas que resulten derivadas de su aplicación.

Al impartir un curso es importante llevar una supervisión del desempeño del alumno de tal forma que se pueda establecer si los bajos resultados son resultado del desempeño del alumno o del profesor o instructor.


Volver al Índice

Normatividad y lineamientos para el desarrollo de sistemas

  1. Importancia del usuario



  2. El principal objetivo de los administradores, responsables y las personas que trabajan en el área de sistemas es la atención adecuada al usuario, al cual se le debe brindar todo el respeto.


  3. Proteger el interés del usuario



  4. Los administradores y las personas que trabajan en el área de sistemas, deben aprovechar las herramientas (software, equipo de cómputo) adquiridas por la Facultad para el beneficio de todos los usuarios. Los administradores deben asegurarse del buen uso de los recursos informáticos evitando el mal uso de éstos, es decir, el uso para el que fueron planeados y autorizados.


  5. Responsabilidad profesional



  6. Los administradores y las personas que trabajan en el área de sistemas expresarán su opinión en los asuntos que se les hayan encomendado, teniendo en cuenta los principios expresados en este código.

    Deberán ser objetivos, imparciales en la emisión de sus opiniones o juicios, buscando siempre el beneficio de la institución de sus compañeros y usuarios.


  7. Acceso a la información



  8. Los administradores, responsables y las personas que trabajan en el área de sistemas respetarán la información de carácter privado relativa a las personas, contenida en las bases de datos, excepto cuando se requiera una investigación por un incidente de seguridad o una investigación de carácter legal.


  9. Discreción profesional



  10. Los administradores, responsables, auditores y las personas que trabajan en el área de sistemas tienen la obligación de guardar discreción en el manejo de la información que se les ha proporcionado para poder prestar sus servicios. Considerar como confidencial toda la información que le ha sido confiada.

    Los administradores, responsables y las personas que trabajan en el área de sistemas deben impedir el acceso a la información a personal sin autorización, ni utilizar la información confidencial de los usuarios o de la Institución para beneficio propio.


  11. Honestidad profesional.



  12. Los administradores y las personas que trabajan en el área de sistemas tienen prohibido modificar o alterar la información que se les ha confiado para beneficio propio o de terceros, ni con fines de encubrir anomalías que afecten directamente los intereses de la Institución.

    Los administradores y las personas que trabajan en el área de sistemas deben evitar participar en actos que se califiquen de deshonestos.


  13. Evitar el uso de equipo de cómputo y programas de la Institución para beneficio personal



  14. Los administradores y las personas que trabajan en el área de sistemas tiene prohibido usar el equipo de cómputo para fines de esparcimiento que afecten su desempeño profesional, aun cuando tenga la autorización para utilizar el equipo, así mismo deben impedir que personas ajenas a la Institución puedan ingresar a las instalaciones y utilicen el equipo y los programas del software.


  15. Trato adecuado a los usuarios y compañeros de trabajo



  16. Los administradores y las personas que trabajan en el área de sistemas deben tratar con respeto a todas las personas sin tener en cuenta raza, religión, sexo, orientación sexual, edad o nacionalidad.

    Los jefes, directivos, y responsables de las diferentes divisiones, áreas o departamentos deben dar a sus colaboradores el trato que les corresponde como profesionales y vigilarán su adecuado desempeño.


  17. Finalización del trabajo



  18. Al finalizar cualquier proyecto se debe cumplir cabalmente con todos los requisitos de funcionalidad, calidad y documentación pactados inicialmente, a fin de que se pueda obtener el mayor beneficio en la utilización de los mismos.

    Los administradores y las personas que trabajan en el área de sistemas deben cuidar que el equipo de cómputo y los programas propiedad de la Institución se conserven en buen estado para su uso y aprovechamiento.

    Al concluir el trabajo para el cual fue contratado, los administradores, responsables y las personas encargadas del desarrollo de sistemas en la Institución deben implementar los mecanismos necesarios para que se tenga la posibilidad de continuar haciendo uso de los programas de aplicación, así como de la modificación y mantenimiento de los mismos, aun cuando se ausenten por cualquier causa.


  19. Desarrollo de sistemas



  20. Las personas encargadas del desarrollo de sistemas en Institución tienen las siguientes responsabilidades y funciones:


    • Determinar perfectamente el alcance del sistema y los requerimientos necesarios para su desarrollo.



    • Determinar de manera clara la entrega de las diferentes etapas de desarrollo y establecer las fechas y compromisos formales de entrega, de cada una de las personas que participen en el desarrollo del sistema.



    • Llevar a cabo las evaluaciones en las fechas determinadas y entregar los resultados en un tiempo adecuado que permita tomar decisiones.



    • Dejar siempre documentado el sistema desarrollado, con todos los detalles necesarios, de tal manera que con su consulta se conozca el funcionamiento del sistema.



    • Deben tener la capacidad para reconocer sus fallas en las revisiones, hacer correcciones y aclarar las dudas de quien solicitó el sistema, así como proponer posibles alternativas de solución.



    • Comunicar los problemas que se les vayan presentando.






Propuesta de Revisión, Actualización y Difusión de Las Políticas de Seguridad en Cómputo para la Facultad de Ingeniería.
Página elaborada por: Moisés Alvarado Hermida y Gibran Toríz Díaz Contreras
Asesora de tésis: M.C. Cintia Reyes Quezada